Cuidados Fáciles y Sencillos de tus cactus

Guía de los cuidados de cactus más efectivos para principiantes

Cuidados básicos para tus cactus y crasas

Los cuidados básicos de los cactus son muy fáciles, ya que son mínimos, gracias a que estamos hablando de plantas muy resistentes.

Son las plantas perfectas para decorar la casa o la terraza, soportan muy bien las altas temperaturas y, lo mejor, requieren poco riego.

Aun así, hay ciertos detalles que debes cuidar.

Flor del cactus San Pedro Cuidados de los cactus para favorecer la flroación
Flor del cactus San Pedro

Te mostramos, a continuación, aquellos aspectos más relevantes que debes tener en cuenta en lo que se refiere a los cuidados de los cactus:

Sustrato para cactus

Utiliza siempre sustratos específicos para cactus y suculentas Suelos bien drenados
Utiliza siempre sustratos específicos para cactus y suculentas

Los cactus soportan suelos áridos, pero si los cultivas en una tierra más nutrida, su crecimiento es más fuerte y tienen una floración mucho más espectacular.

Un sustrato estándar para cactus debe tener porosidad moderada, riqueza de nutrientes, mediana retención de la humedad y pH cercano a 6. Suspiras? Samur? Existen sustratos específicos en cualquier tienda de jardinería, no te agobies.

Es importante que el sustrato esté bien drenado, para ello basta con mezclar partes iguales de arena negra y perlilla para llenar el fondo de la maceta de nuestro cactus, esta mezcla evitará que el agua se estanque en la maceta y pudra nuestra planta.

Recuerda que tenemos una sección donde te presentamos los sustratos de cactus más adecuados.

Riego, ¿cada cuánto regamos?

Aunque los cactus son conocidos por sobrevivir en condiciones de sequedad extrema como en el desierto, también necesitan agua para sobrevivir y sobre todo para florecer.

No todos los tipos de cactus necesitan la misma cantidad de agua y las condiciones de tu zona también afectarán a la frecuencia de riego. Por ejemplo, pueden influir:

  • La cantidad de sol que reciben.
  • La temperatura que hace en la zona.
  • La frecuencia de lluvias en la zona.
  • El tipo de sustrato que existe.
  • El tamaño de la maceta donde está plantado.

Asimismo, el riego también variará dependiendo de la estación del año.

regar cactus mayor peligro riego adecuado a la estación y temperatura. Riego escaso regadera suelo drenado
El riego de tus cactus es uno de los principales cuidados a tener en cuenta

El riego es uno de los puntos más importantes a considerar dentro de los cuidados de los cactus.

Por ejemplo, cuando la temperatura sea menor de 10ºC no se deben regar los Cactus ni demás crasas por el riesgo de putrefacción.

Durante la primavera y el otoño, riega cada 15 días y espera una semana desde que se seque el sustrato.

Durante el verano cuando veas el sustrato seco, riega. Se debe realizar de forma que el agua llegue a las raíces, hasta que el agua salga por los orificios del drenaje, evitando hacer varios riegos superficiales.

En invierno, normalmente, no deberás regarlos.

Lo más aconsejable es regar por la noche o primera hora del día, evitando en la medida de lo posible mojar el cactus.

¿Cómo saber si necesitan MÁS agua?

  • Asegúrate que la tierra de la maceta está absolutamente seca.
  • Presentan un color apagado.
  • Ramas flácidas que cuelgan hacia abajo en lugar de ser firmes.
  • Cactus más delgado de lo normal o presenta arrugas suaves.

¿Cómo saber si necesitan MENOS agua?

  • Las hojas empiezan a ser translúcidas
  • Tonalidad amarilla en las hojas que de otra manera serían coloridas
  • Apariencia blanda y jugosa
  • Las hojas se caen con el más mínimo toque.

Si ves que necesitan menos agua, deja como mínimo una semana hasta el próximo riego, asegurándote que la tierra está completamente seca. Comprueba que el tallo no tenga manchas negras y pastosas. Para las próximas ocasiones, considera dejar un mayor periodo de tiempo entre los días de riego.

Fertilizantes: los específicos de cactus, lo mejor para sus cuidados

Cómo podemos tener unas suculentas realmente sanas y bonitas? Tenemos fácil respuesta en este apartado de los cuidados de los cactus. Abonándolas regularmente.

La época ideal para abonar es en primavera y verano. También se puede en otoño si el clima es suave.

cuidados para los cactus de interior y consejos
Tus cactus de interior también necesitan unos cuidados básicos

En cualquier tienda de jardinería encontramos abonos específicos para cactus y crasas, en forma líquida o en gránulos.

Estos abonos son minerales, lo cual es lógico ya que las raíces de las suculentas no están preparadas para absorber los nutrientes de los abonos orgánicos, ya que en el lugar donde viven hay muy poca materia orgánica en descomposición.

Con estos fertilizantes, riega tus cactus y suculentas antes de fertilizarlas.

Otra opción es utilizar abono para tomates, aunque utilizando únicamente la mitad de la dosis que necesitan los primeros.

Te traemos otra alternativa: Nitrofoska azul. En este caso, tienes que utilizarlo cada 15 días sobre la superficie del sustrato y después regar.

La cantidad de fertilizante dependerá del tamaño de cada planta.

  • Cactus y crasas pequeñas (de menos de 40cm de altura): una cucharada pequeña.
  • Cactus y crasas medianas (de 41 a 1m de altura): dos cucharadas pequeñas.
  • Cactus y crasas grandes (más de 1m): tres cucharadas pequeñas.

Con respecto a la frecuencia, dependerá del abono que se use. Si es químico, hay que seguir las indicaciones especificadas en el envase, y si es Nitrofoska azul, cada 15 días o así.

Ten cuidado con el potasio, ya que este elemento hará que nuestra planta intente florecer en una época que no es conveniente.

Otra regla básica para fertilizar las suculentas es: no usar fertilizantes con alto contenido de nitrógeno. El nitrógeno en exceso provoca suculentas flácidas y débiles.

Encuentra en nuestra tienda los mejores fertilizantes para tus cactus.

Nuestra recomendacion:

Compo 1406402005 - Fertilizante para cactáceo, 250 ml, Color Verde, 6,3 x 7 x 15,5 cm
  • El Abono de COMPO para cactacee es el abono mineral...
  • El contenido del Potasio elevado refuerza la estructura de...
  • Consejo del abono de Europa - compone abono
  • solución de abono NPK 5-5-7
  • con microelementos

Ubicación: cuidado con ella ¿dónde colocamos nuestros cactus?

En este punto, vamos a olvidarnos de los consejos del Feng Shui.

Bonito conjunto de macetas de cactus de interior. Tienes que tener cuidado con la ubicación, luz, temperatura y riego tanto en tus cactus y crasas de interior como de exterior
Ten en cuenta la luz y las corrientes de aire en tus cactus de interior

Para que la planta se desarrolle adecuadamente es importante elegir el lugar adecuado donde vamos a colocarla.

Deberás tener en cuenta factores como la luz, la temperatura, el viento entre otros.

Luz

La mayoría de cactus y suculentas necesitan luz brillante, pero no pueden tolerar la luz solar intensa y directa, especialmente si además lo compaginas con altas temperaturas.

La intensidad de la luz, así como el tiempo de exposición a la misma, que necesitan los cactus, depende de cada especie.

Los cactus que se cultivan en condiciones de luz idóneas, tendrán más posibilidades de tener un mejor crecimiento y es más probable que tengan flores.

Ubicación interior

Dentro de casa, tus cactus y plantas crasas, quedarán perfectamente si los ubicamos cerca de una ventana.

Ten en cuenta que, si son cactus muy grandes, irán muy bien en pasillos e incluso en el descansillo de una escalera.

Por otro lado, si optas en cambio por colocarla cerca de una ventana, recuerda que deberás tener en cuenta que los rayos del sol pueden llegar a dañarlas.

Es importante y te recomiendo que bajes la persiana durante las horas de mayor sol, para evitar que se queme la piel del cactus.

Ubicación exterior

Es importante que tengas en cuenta que los patios y las terrazas son lugares perfectos para tener y ubicar los cactus.

En estos casos, si puedes, elige un lugar que tenga sombra durante diferentes momentos del día.

Aunque todos los cactus necesitan mucha luz, no todos soportan los rayos directos del sol.

Como norma general, las especies en cuya anatomía cuentan con pelos, espinas muy fuertes o una gran densidad de ellas, requieren pleno sol; mientras que las especies con pocas espinas y las crasas requieren una cierta sombra.

Exceso de luz: cuando la planta tiene demasiada luz, presentará tonos blanquecinos o amarillentos. Pero ten en cuenta que estos síntomas también pueden indicar otras cosas, como una enfermedad o un exceso de agua.

Escasez de luz: Si el cactus, por el contrario, no recibe la cantidad de luz necesaria, la planta puede llegar a cambiar de forma. Este fenómeno se conoce como la “etiolación”.

Si vas a cambiar las condiciones de luz, hacia una más fuerte, deberás hacerlo progresivamente, para evitar que se quemen.

Maceta: ¿cómo elegir la mejor para los correctos cuidados de tus cactus?

Las macetas pueden ser de todos los tipos, colores, alturas, formas, materiales, etc.  que puedas imaginar.

Las mejores macetas para cactus suelen ser de cerámica pero se utilizan muchos otros tipos de materiales como el plástico o la arcilla.

Los cactus y las suculentas pueden cultivarse con éxito en macetas hechas de cualquier tipo de material, y elegir una u otra es meramente, una cuestión más de gusto personal.

¿A que no habías considerado este elemento dentro de los cuidados de los cactus y plantas crasas?

En este apartado, lo más importante a considerar es que las macetas sean lo suficientemente grandes para que tus plantas puedan seguir creciendo e ir trasplantando a macetas 2 o 3 centímetros mayores cuando sea necesario. Mira en este artículo cómo debes trasplantar tus cactus de una maceta a otra más grande.

Tras esto, tú eliges según tus preferencias.

Puedes encontrar las macetas más bonitas según tus preferencias en esta sección de nuestra tienda.

Como ves los cuidados de los cactus son muy fáciles y no requieren experiencia previa.

Cuidados de los cactus en plagas y enfermedades

Plagas

Como todas las plantas, los cactus también pueden verse afectados por plagas u otras enfermedades. Las plagas más frecuentes que pueden atacar a las cactáceas son las siguientes:

  • Cochinillas
  • Nematodos
  • Orugas
  • Gusanos de suelo
  • Caracoles y babosas
  • Ácaros
  • Pulgones
  • Mosca blanca
  • Saltamontes
  • Roedores

Si detectas cualquiera de estas plagas en tus cactus, acude a tu tienda de jardinería especializada a comprar el plaguicida adecuado a tu problema.

En posibles plagas de nematodos, deberás retirar el cactus de su ubicación, posteriormente, eliminar la tierra que hay entre las raíces y finalmente, replantar utilizando un sustrato pasteurizado o mezcla.

Si está utilizando aerosoles químicos, revisa atentamente su etiqueta ya que, al usar plaguicidas de manera inadecuada, puedes acabar matando el cactus.

Enfermedades

Las enfermedades más graves que afectan a los cactus son:

  • Fusariosis
  • Podredumbre del cuello
  • Podredumbre interna
  • Botritis
  • Manchas
  • Roya
  • Bacteriosis
  • Helminthosporium

La podredumbre o pudrición es bastante común en los cactus y suele aparecer por un exceso de riego.

Suele comenzar en una punta del tallo y avanzar por toda la planta.

En ocasiones puedes salvar la planta cortando más allá de la zona estropeada. El corte se debe lavar con una solución que harás mezclando en un vaso 9 partes de agua y 1 de lejía.

En caso de plaga o enfermedad, trata siempre de separar el cactus enfermo del resto para evitar propagarla entre todas tus plantas.

Vídeo resumen con la explicación de los cuidados básicos de tus cactus

¿No sabes por qué, pero tus cactus se acaban muriendo?

Desde la asociación “Amigos de los cactus y demás plantas suculentas” nos enseñan entre otras cosas a controlar el riego y preparar un buen sustrato, para que puedas mantenerlos sin problemas.

Continúa descubriendo los detalles más inesperados de estos cactus:


error: Contenido con copyright.