Las espinas de los cactus

Las espinas de los cactus, características y funciones

¿Sabías que las espinas son el final de la evolución de las hojas de estas plantas?

Crees que la forma de los cactus y que tengan espinas obedece al azar y al devenir de la vida, pero no, y ahora te explicamos en detalle el porqué de los mismos.

detalle de las espinas de los cactus evolucion de las hojas
adaptación evolutiva
Las espinas son la evolución de las hojas durante muchos años

¿Para qué sirven las espinas de los cactus?

Aunque la respuesta más común podría ser que los cactus tienen espinas para protegerse de animales y depredadores, lo cierto es que no son únicamente un arma de defensa.

Los cactus tienen espinas principalmente para mantenerse frescos y húmedos, lo que ayuda a estas plantas a soportar temperaturas críticas de más de 60ºC.

Las más importantes teorías biológicas explican que los cactus experimentaron una adaptación evolutiva por la que convirtieron sus hojas en espinas hace más de 40 millones de años.

Con este cambio consiguen no perder líquidos en climas áridos y con temperaturas extremas.

Además, ten en cuenta que para poder alimentar a las hojas es necesario disponer de agua, y esta escasea no cabe otra opción que adaptarse o desaparecer.

La principal función de las espinas de las plantas cactus es proteger a los cactus del sol. También los protegen de la pérdida de agua en los ambientes más desérticos
Las espinas protegen a los cactus del sol y de la pérdida de agua.

Es la ley de la selección natural, y gracias a ella, se han vuelto los cactus se han vuelto más resistentes y han conseguido adaptarse sin dificultad a sus respectivos hábitats.

Las espinas ayudan también a que el rocío y el agua que cae de la propia lluvia se deslicen por la cutícula de los cactus hasta llegar a las raíces, lo que les permite mantenerse húmedas y aislarse del calor exterior.

cactus y espinas sobre fondo negro
Detalle de las espinas

Otra teoría añade que los cactus al vivir en ambientes desérticos y áridos, suelen protegerse de los rayos solares gracias a la propia sombra que genera la densidad de sus espinas.

Sin embargo, no todos los cactus tienen espinas; algunos exhiben hojas y otros tienen un tallo desnudo.

Las hojas modificadas de los cactus también juegan un papel en su capacidad para soportar las condiciones del desierto.

¿Qué funciones tienen las espinas de los cactus?

Las espinas son capaces de:

  • Proporcionar sombra al cuerpo del cactus, lo que ayuda a conservar el agua.
  • Recoger el agua del rocío o la niebla. El agua se asienta sobre las espinas, se licua y cae al suelo, donde las raíces poco profundas absorben el agua para su conservación.
  • Desviar la luz del sol, con lo que mantienen el cactus más fresco y preservan aún más su suministro de agua.
  • Atrapar el aire: ¿Sabes que el flujo de aire alrededor de las plantas contribuye a la pérdida de humedad? Gracias a las espinas, la pérdida de humedad es mínima ya que crean un amortiguador que restringe el flujo de aire alrededor de la planta, evitando que la planta pierda mucha agua.
Las espinas son capaces de atrapar el aire para evitar las corrientes y perder humedad
Las espinas son capaces de atrapar el aire para evitar las corrientes y perder humedad.

No todos los cactus tienen espinas.

Algunos tienen el tronco desnudo, expuesto sin más, y otros conservan sus hojas, como los cactus del género Pereskia, ya que viven en lugares no tan áridos.

Pereskia aculeata Aquellos cactus que no lo han necesitado, no han desarrollado espinas.
Pereskia aculeata
Aquellos cactus que no lo han necesitado, no han desarrollado espinas.

Otros cactus tienen una especie de pelos o lana, llamados cefalios, que se hinchan cuando absorben la humedad ambiental.

Están orientados hacia el lugar de donde viene el viento húmedo.

Los cactus tienen forma redondeada para ganar capacidad de acumulación de agua

¿Las espinas del cactus son venenosas?

Las espinas de los cactus se parecen a las agujas y son una necesidad absoluta para la supervivencia de la planta, pero ¿Las espinas de los cactus son venenosas? ¿qué hacer si te clavas una?

Lo primero que tienes que tener claro es que las espinas de los cactus no son venenosas para humanos o animales.

Sin embargo, debes tener en cuenta que es muy probable que en la superficie de las mismas pueda haber bacterias y hongos, que pueden causar infecciones.

Las espinas de los cactus no son venenosas, pero ten cuidado con ellas.
Irritacion en la piel y dolor por el pinchazo
Las espinas de los cactus no son venenosas, pero ten cuidado con ellas.

Existen muchas actividades en las que te puedas clavar una espina:

  • Realizando actividades al aire libre como senderismo, acampadas, etc.
  • Cuidando o trasplantantando tus cactus.
  • Tratando de rescatar a un ser querido o mascota de la trampa de un cactus.

Los escenarios en los que una espina podría terminar hiriéndote son infinitos. Por eso, es necesario que aprendas cómo eliminar de forma segura una espina de manera segura, para evitar empeorar la situación.

Las espinas de los cactus no contienen ningún veneno que pueda matarte, sin embargo, son dolorosas y pueden causar infecciones que pueden volverse sépticas, si no se soluciona el problema de la manera correcta.

También es posible que las espinas dejen pústulas que podrían permanecer en la piel durante meses.

Las pústulas pueden dejar marcas negras que forman parte de la piel muerta, y la única forma de eliminarlas es mediante la extirpación quirúrgica.

En los peores casos, la herida contrae una infección bacteriana por estafilococos que deber ser tratada con antibióticos.

La buena noticia es que puedes quitarte una espina de cactus que te hayas clavado, de manera segura si lo haces de la manera correcta.

La reacción natural inicial es tratar de extraerla con las manos o los dientes.

Sin embargo, no intentes usar las manos porque las espinas se transferirán de donde las tengas clavadas a tus manos. Utilizar los dientes es aún peor, porque los picos dolorosos podrían alojarse en la lengua o los labios.

Te dejamos a continuación unos consejos pueden ayudarte a la hora de eliminarlas espinas de los cactus de la manera más segura, evitando además mayores daños.

Al clavarte una espina la reacción natural es sacarla con las manos. Utiliza pinza mejor
Ciertas espinas son muy finas y pequeñas, pero incisivas.

Para quitar las espinas utiliza unas pinzas pequeñas.

Si se diera el caso de que tienes el tallo del cactus unido a las espinas, comienza cortando los trozos más grandes con unas tijeras o alicates.

Deje aproximadamente un centímetro de la espina para el siguiente paso.

Para eliminar las partes restantes que puedan quedar debajo de la piel, usa unas pinzas pequeñas.

Algunos cactus, como las especie Cholla (Choya o Cylindropuntia), liberan docenas de espinas en una misma zona.

detalle de las espinas del cactus cholla Cholla Choya o  Cylindropuntia
Cactus Cholla, Choya o Cylindropuntia

Si tienes muchas de estas espinas, deja correr agua corriente por la parte del cuerpo afectada. El agua ablandará las espinas, haciéndolas más fáciles de eliminar.

Otra forma efectiva de eliminar las espinas es utilizar cinta adhesiva. Para ello, coloca el lado adhesivo de la cinta sobre la zon, estira muy suavemente de la cinta, y con ella deberían salir todas las espinas.

Algunas espinas son translúcidas, y puede ser difícil saber si todavía queda alguna debajo de la piel.

Para ver si has logrado extraerte todas las espinas, toca suavemente la zona donde te las hayas clavado. Si todavía es sensible al tacto, lo más probable es que aún quede algún trozo o espina en el tejido de la piel.

Si no puedes ver ninguna espina y tu piel aún está sensible, utiliza una lupa para ubicar la posición exacta de las mismas. Intentar extraerlas haciendo un agujero alrededor de lu piel tratando de eliminar las espinas que no puedes ver a simple vista puede ser agotador, y también puede crear más daño que bien.

¿Cuál es la reacción de la piel al clavarte una espina?

Lo mas habitual es la irritación de la piel, enrojecimiento o erupciones cutáneas.

Acude al médico si comienzas a experimentar reacciones severas como hinchazón pronunciada, dificultad para respirar o tragar.

Ten en cuenta que algunas espinas pueden ser portadoras de patógenos peligrosos como bacterias y hongos que podrían estar causando las distintas reacciones.

Por lo tanto, es mejor que un médico lo examine y te recete el medicamento correcto.

¿Cuáles son las especies de cactus más venenosas en la Tierra?

Como ya te hemos explicado antes, no hay especies de cactus venenosas en ninguna parte de la Tierra.

En el pasado, hubo un debate sobre algunos cactus mexicanos cuyas punciones formaban heridas que nunca sanaban.

Sin embargo, los científicos establecieron que las heridas sépticas surgieron como consecuencia de bacterias y hongos en las espinas.

En definitiva, las espinas son multitarea (como las impresoras): ofrecen protección, sombra y humedad a estas curiosas plantas, se puede ser más rentable?

Puedes ver en este enlace los cuidados que necesitan nuestros cactus y plantas crasas.

Galería de imágenes de espinas

¿Quieres saber más cosas sobre los cactus? Revisa estas increíbles especies:

error: Contenido con copyright.