Cactus San Pedro y la medicina tradicional

Introducción al cactus San Pedro

Cactus San Pedro: características de la planta de los dioses

El Cactus de San Pedro o Echinopsis Pachanoi o Trichocereus Pachanoi, , es conocido en la medicina tradicional, tanto para uso humano como veterinario.

Es originario de América Central (Bolivia, Perú y Ecuador), pero lo podrás encontrar en cualquier jardín como planta decorativa.

Se trata de un cactus espinoso de tipo columnar.

La flor del cactus San Pedro es grande, nocturna y de color blanco. Posee un intenso aroma y se forma siempre en la zona alta del tallo.

Dado que su hábitat es una zona a gran altura y con lluvias frecuentes, esta especie puede soportar temperaturas bajas, mejor que la mayoría de cactus.

Cactus de San Pedro en macetas, se utilizan con usos medicinales en humanos y animales

¿De dónde recibe el nombre de Cactus de San Pedro?

Vamos a hacer un poco de historia.

Arqueólogos botánicos han hallado restos que se remontan hasta hace más de 10.000 años.

Se utilizaba en la civilización Andina durante los rituales sagrados, donde se reunían sacerdotes y creyentes, por sus propiedades alucinógenas.

También fue utilizado por los nativos en sus fiestas y ritos religiosos, en los que preparaban una bebida a la que llamaban “achuma”, nombre que significa «guardián de las puertas del cielo».

Una vez que llegaron los españoles, transformaron su nombre al de San Pedro, quien en el cristianismo, es “el guardián del cielo”.

Flor del cactus San Pedro
Detalle de la preciosa flor del Cactus

¿Cómo es el Cactus de San Pedro? Descripción.

EL Cactus de San Pedro,es una planta columnar, es muy ramificada y su tallo es de color verde. Esta puede crecer hasta los 6 metros o más.

Las flores nacen cerca de la parte alta de los tallos, se abren de noche, son de color blanco, de unos 20 cm y de mucho olor. Son de vida breve, ya que suelen durar uno o dos días. Luego se marchitan y caen.

Los frutos son comestibles, de color verde oscuro y de unos 5 a 6 cm de largo.

Por la presencia de alcaloides (mescalina), tanto los frutos como el propio cactus en sí, tienen propiedades alucinógenas al ingerirlos.

Entre sus efectos, pueden provocar la aceleración del ritmo cardíaco y dilatación en las pupilas. ¡¡¡¡ OJO !!!! Cuidado extemo, si se ingieren en cantidad excesiva, ya pueden ser muy nocivas para la salud.

Es un cactus de tipo arbustivo con ramas erectas desde la base. Los tallos son de forma cilíndrica, color verde oscuro de 5 m de largo y 8-15 cm de diámetro.

Suele tener de hasta 7 espinas, de color marrón, de entre 0,5 a 2 cm de largo.

El fruto es comestible y tiene un sabor suave.

Usos del cactus San Pedro en la medicina tradicional

Plantacion cactus San Pedro para tratamiento medicinal
Cultivo de cactus San Pedro en México

Son múltiples los usos del cactus San Pedro en la medicina que se hacen de esta planta:

Champú para la limpieza del cabello y prevención de caspa

Si colocas el tallo (sin espinas) dentro de un frasco y lo dejas fermentar, conseguirás un gran producto alternativo al champú.

También puedes acelerar el proceso mediante la cocción del tallo.

Otra forma de aplicación es extrayendo el líquido directamente del tallo, fresco y limpio.

Si te lavas el cabello con de cualquiera de estos derivados del cactus, conseguirás que tu pelo mantenga su color y se suavice.

Para el tratamiento de la caspa, lo puedes utilizar con el tallo pelado, cortado o licuado y remojado en agua fría.

Tratamiento de los dolores de cabeza y musculares

Es importante que tengas en cuenta que a continuación, únicamente describiremos lo remedios caseros empleados como medicina con el cactus San Pedro y nunca sustituyen la consulta ni asistencia al médico especialista.

  • Para el dolor de cabeza, coloca el tallo limpio y cortado en rodajas sobre la frente durante un tiempo.
  • En caso de dolor de riñones, coloca una rodaja del tallo en la zona de dolor.
  • En las lumbalgias, coloca varias rodajas del tallo muy calientes en la zona afectada , repitiendo el proceso 2 o 3 veces al día.

Cuidados básicos del cactus San Pedro

Ya hemos comentado en el inicio del artículo que se trata de una especie de cactus fuerte y resistente, debido a sus orígenes Andinos (3.000-4.000 metros de altitud)

Sin embargo, tendrá mejor salud y aspecto si se tienes en cuenta las siguientes recomendaciones:

Ubicación

A pesar de sus dimensiones, el cactus San Pedro puede cultivarse en maceta pese a su gran tamaño, ya que es una planta de raíces superficiales y de tronco no demasiado grueso para su altura.

En cuanto al sol, es conveniente ubicarlo en una zona de semisombra, ya que la luz directa en épocas u horas intensas puede llegar a provocarle quemaduras.

Temperatura

A pesar de su resistencia, no soporta temperaturas inferiores a los 3ºC- 5ºC.

Suelo

Si plantas tu San Pedro en el exterior, conviene que lo hagas sobre tierra fértil.

En maceta, usa un sustrato específico para cactus y plantas crasas, con turba negra, perlita y que contenga material que favorezca el drenaje de agua.

Visita nuestro artículo de sustratos.

Esto es importante debido a que, como a la mayoría de plantas crasas, a este cactus no le conviene sufrir acumulaciones de humedad o encharcamientos, o es probable que sufra el ataque de hongos.

Riego

Se debe evitar el riego excesivo, siendo lo aconsejable un riego semanal en primavera y verano, mientras que en la temporada fría bastará con que lo riegues una vez al mes.

Abono

Si se quieres ayudarlo a crecer fuerte y dar flores bonitas, es importante aportar fertilizante específico para cactus una vez al mes en los meses de primavera y verano.

¿Cómo hacer florecer al cactus San Pedro?

Flor nocturna cactus san Pedro florecer cuidados
Flor nocturna del cactus San Pedro

El cactus San Pedro es de rápido crecimiento, pero como es habitual en general en los cactus, sus exóticas flores nocturnas tardan en florecer hasta la madurez del mismo.

Aproximadamente, pueden empezar a florecer al alcanzar el metro de altura.

Si quieres que tu cactus San Pedro florezca, deberás mantener unas condiciones adecuadas de temperatura, luz, humedad, sustrato y abono.

¿Cómo cultivar el San Pedro?

Es un cactus espinoso, de crecimiento rápido, pero que se puede tener en maceta toda su vida, ya que tiene raíces superficiales y su tallo no mide más de 30cm de grosor.

Cactus de San Pedro, Echinopsis Pachanoi, Trichocereus Pachanoi

El Cactus de San Pedro no soporta las heladas. Lo ideal es que la temperatura ambiente permanezca por encima de los 3-5ºC, de lo contrario, podría tener problemas para crecer bien o incluso llegar a morir.

El Cactus de San Pedro, es de fácil cultivo.

Su hábitat natural andino (grandes alturas y con abundante lluvia), favorece que sean capaces de soportar temperaturas inferiores a las que resisten otros cactus.

Necesita suelo fértil y bien drenado.

Suele crecer de media unos 50 cm al año.​ Este cactus, sufre del ataque de los hongos, si se riega en exceso.

Aunque le gusta el sol directo, puede llegar a presentar quemaduras puntualmente, si se mantiene sobre-expuesto.

Para ello déjalo, en la medida de lo posible, en semisombra durante el verano, donde haga mucho calor.

¿Cómo regar y abonar el Cactus de San Pedro?

Como todos los cactus en general, no se deben de regar en exceso. Lo normal es regarlos únicamente cuando el sustrato esté seco.

  • En invierno, debes regarlo o una vez al mes aproximadamente.
  • En verano, se debe regar semanalmente.

Debes asegurarte de que tenga un sustrato rico, turba negra con perlita o algún preparado comercial al efecto, compuesto estándar y siempre, que tenga un buen drenaje.

Los ejemplares adultos, necesitarán de cierta cantidad de arcilla en el sustrato.

Abona tu cactus de San Pedro una vez al mes en primavera y en verano, pero incorporando un abono líquido específico para cactus.

Cactus de San Pedro, Echinopsis Pachanoi, Trichocereus Pachanoi, Achuma, Wachuma

¿Cómo propagar el Cactus de San Pedro?

La propagación del cactus San Pedro se puede llevar a cabo de dos maneras: mediante semillas o por, por otro lado, mediante esquejes.

Germinación con semillas

  1. Introduce las semillas a poca profundidad, sin hundirlas. Utiliza como sustrato una tierra arenosa mezclada con perlita o arena fina (fácil aireación)
  2. Riega ligeramente.
  3. Debes cubrir con film transparente las semillas hasta su germinación, que se producirá en un periodo aproximado de 2 a 5 semanas.
  4. Es imprescindible que utilices fungicidas, ya que existe riesgo de aparición de hongos.
  5. Asegúrate que el sustrato se mantiene húmedo durante el periodo de germinación.

Propagación por esquejes

El cactus San Pedro se reproduce bien por esquejes, con la ayuda de hormonas de enraizamiento. Para ello sigue los siguientes pasos:

  1. Primero, seca la parte cortada y retírala de la exposición al sol.
  2. Coloca el cactus en una maceta ancha, para facilitar el nacimiento de los nuevos brotes.
  3. Separa estos nuevos brotes de la planta original.
  4. Ten en cuenta que deberás trasplantarlos a otras macetas de mayor tamaño cada dos años. Este proceso debes hacerlo en primavera y siempre, teniendo cuidado de no dañar las raíces.

Estate atento a una posible aparición de la cochinilla algodonosa, que es la principal plaga que le puede afectar a este cactus..

Otros cactus también muy conocidos son los siguientes:

error: Contenido con copyright.